Rockstar informó que ya está en funcionamiento el sector dedicado a “encerrar” a los usuarios que cometan trampa en el modo multijugador del popular título.

“Hemos tomado medidas para poner en cuarentena a los tramposos en el multijugador de Max Payne 3. Todos los tramposos han sido acordonados en un servidor dedicado y confinados para jugar con sus poco escrupulosos iguales”, comentó la compañía.

Así, quienes utilicen partidas guardadas hackeadas, juegos modificados o cualquier otro tipo de exploit serán separados y confinados.

Además, Rockstar facilitó una dirección de correo electrónico, [email protected], para reportar cualquier tipo de actividad irregular, como hacks de adrenalina e invencibilidad.

Los correos enviados deberán contener la plataforma en la que ocurrió el hecho, el Gamertag o ID del perpetrador, una descripción del hecho y, de ser posible, fotografías o video que sirvan de prueba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here