Un delincuente sexual logró que el Tribunal Superior ordenara eliminar una página de Facebook creada para monitorear a los pederastas en Irlanda del Norte.

El juez dictaminó que varios contenidos del sitio a primera vista eran constitutivos de acoso, además de atentar contra los derechos humanos del hombre.

En vista de ello, Facebook dio 72 horas para cerrar la página llamada “Manteniendo a nuestros niños a salvo de los depredadores”. Sus responsables cumplieron con la medida, pero tras ello dos nuevos sitios con nombres similares aparecieron en la red social.

El hombre, que no puede ser identificado, fue condenado a seis años de cárcel por una serie de delitos sexuales contra niños cometidos hace más de 20 años.

El hombre, conocido sólo como XY, inició un proceso contra la red social después de descubrir su fotografía y comentarios amenazadores en la página cuestionada.

Así, acusó hostigamiento mal uso de la información privada, una violación de su derecho a la privacidad y tratos inhumanos o degradantes, agregando que teme ser atacado o que su casa sea quemada.

Aunque Facebook retiró su foto y los comentarios vertidos en su contra, el demandante insistió en que la página debía ser cerrada y que la red social entregara la identidad de sus creadores y de los que la visitaron.

A pesar de que la empresa de Mark Zuckerberg argumentó que no era necesario o proporcionado eliminar una página usada por 4 mil personas, la Justicia dijo lo contrario.

“Mi conclusión es que el péndulo de la ley en este caso está a favor del demandante”, dijo el juez.

Más detalles en: BBC News