Habitualmente, oímos a personas preguntarse ¿Por qué usar un gestor de contraseñas? La gran mayoría confía plenamente en las contraseñas que crean para sus dispositivos o cuentas virtuales, pero ciertamente por más que se esfuercen no siempre son del todo infalible.

Un gestor de contraseña por otro lado es una herramienta que puede ayudarnos a ponerle las cosas un tanto más difícil a los hacker que buscan a diario cómo estafar y robar información de millones de personas en todo el mundo.

Por qué usar un gestor de contraseñas

¿Por qué usar un gestor de contraseñas?

Desde hace un par de décadas el uso de las contraseñas para diferentes operaciones se hizo habitual. Tarjetas de crédito, cuentas bancarias, correros electrónicos, redes sociales, incluso hasta nuestros móviles y computadoras usan alguna clave.

Todo lo tenemos protegido con estas contraseñas para evitar que personas ajenas a nosotros puedan violar nuestra privacidad y robarnos información, o dinero o lo que es aún peor, que puedan hacernos algún daño. Pero, ¿en qué pensamos cuando creamos estas contraseñas?

Por lo general cuando creamos una contraseña lo hacemos pensando en nuestra información personal, obviamente necesitamos de una contraseña que podamos recordar fácilmente por lo que tratamos que esta sea algo difícil de adivinar para los extraños pero no tan complicado para nosotros. Sin embargo, aquí está el primer error.

Errores que cometemos al colocar una contraseña

¿Por qué usar un gestor de contraseñas?

Usualmente, colocamos cosas como: fecha de nacimiento propia o de algún familiar, direcciones, iniciales de nombres, entre otras cosas. Aunque les parezca increíble no es algo difícil de conseguir por parte de un hacker.

No conforme con esto no podemos negar que muchas veces usamos la misma contraseña para diversas cuentas. Ese es el error.

En un solo momento el pirata informático podrá tener acceso a la mayoría de tus cuentas sin mucho esfuerzo y sabemos que este es un caso real porque lo hemos visto muchas veces en noticias de asaltos informáticos.

Cómo protegernos

Entonces ¿Cómo podríamos realmente protegernos? Esta es sin duda una respuesta bastante difícil de responder, muchos señalan que los gestores de contraseñas son opciones viables pero antes de preguntarnos ¿Por qué usar un gestor de contraseñas? es necesario que sepamos ¿Qué es un gestor de contraseña?

Un gestor de contraseña se refiere a una aplicación que hace las veces de una caja fuerte digital la cual se encarga de mantener todas tus contraseñas guardadas y seguras. Al mismo tiempo te ayuda a construir contraseñas mucho más seguras y únicas para cada una de tus cuentas.

Un aspecto positivo de estos gestores es que ya no tendrás que introducir una y otra vez tu contraseña cuando entres a alguna red social, por ejemplo, sino que estos formularios serán autocompletados por esta aplicación.

Desde luego, de igual modo siempre habrá una contraseña que tendrás que recordar la cual es la que te permitirá entrar al baúl de contraseñas. Obviamente esta clave deberá ser bastante segura o perderás todo lo que hayas metido allí si un hacker la descubre. Así que te sugerimos que uses un conjunto de palabras sin sentido que pueda de algún modo ser indescifrable.

Gestor de contraseñas

Las ventajas de un gestor ciertamente tienen lados tanto positivos como negativos. Los escépticos consideran un gestor de contraseña cómo un baúl lleno de información que podría ser vulnerado y hacernos perder mucho más de lo que vamos a ganar.

Pero los optimistas afirman que esta es sin duda la mejor opción para no tener que preocuparnos por robos digitales.

Un gestor de contraseñas se ocupará de pensar por nosotros claves realmente poderosas, complejas, que no tendremos que recordar pero que mantendrán cada una de nuestras cuentas totalmente seguras, haciéndonos sentir realmente despreocupados.

Por qué usar un gestor de contraseñas: Opciones de gestores

¿Por qué usar un gestor de contraseñas?

1Password:

Esta es una de las opciones más fuertes sobre todo si usas macOS e IOS. Su funcionalidad es realmente sorprendente. Crea contraseñas de forma aleatoria y te indica si una clave es débil para que la modifiques. Tiene un costo de 2,99 y tiene la facultad de poderse sincronizar con móviles y con Dropbox.

LastPass:

Aunque algunos afirman que esta es una opción algo insegura la verdad es que es bastante buena para ser gratuita. Claro que siempre podrás adquirir la versión Pro que te permite guardar todo en la nube pero no es netamente necesario. Con lo que te permite hacer en su modo gratuito pudieras sentirte satisfecho.

KeePass:

Esta alternativa está ganando cada vez más seguidores. Es completamente gratuita y de código abierto lo que le permite a cualquiera que se dedique a la rama de la programación a resolver cualquier problema o conflicto que le pudiera estar generando.

Dashlane:

Su costo es algo alto y su interfaz es bastante sencilla, pero ciertamente es muy estable, segura y confiable. Tiene su versión gratuita pero esta te funciona únicamente para un solo dispositivo.

Enpass:

Esta aplicación sin duda es una de las más completas pero te pide un pago algo alto. Sin embargo, tiene funciones que no solo te permite guardar contraseñas sino que además puedes guardar cuentas de correo y formularios.

Keeper:

Por solo 2.50 dólares puedes usar este gestor de contraseñas en todos tus dispositivos. Es una opción bastante atractiva y realmente funciona, su diseño no es para nada complejo y posee aplicaciones para móvil, escritorios y navegadores.

Bitwarden:

Esta es otra buena opción para aquellas personas que adoran el código abierto. Su plataforma permite que sea compatible con diferentes navegadores y además se puede usar en cualquier sistema operativo.

PasswordSafe:

Esta opción también es de código abierto y posee herramientas muy útiles y cómodas. Es gratuito, y su único defecto es que no goza de tener un gran diseño.

Roboform:

Esta alternativa es gratuita sin embargo no puedes sincronizar con tu móvil u ordenador tus contraseñas a menos que pagues una cuota de 23,88 euros al año, algo realmente costoso.