Los experimentos científicos nos han brindado una gran cantidad de mejoras médicas y tecnológicas casi tan similares y fantásticas como los que vemos en el cine y la televisión. Podríamos incluso sentir escalofríos si nos adentráramos en todo lo que la ciencia ha estado trabajando en la última década.

Ya no basta con solo crear prótesis para hacerle mejoras a nuestros cuerpos, sino que ahora se pueden hacer modificaciones a nivel genético tan drásticas que pueden cambiar al mundo por completo. Una de esas herramientas que sirve para este fin son los CRISPR.

Cuando salió a la luz el nombre CRISPR el mundo volteó a mirar sorprendido, muchos todavía siguen sin saber de qué se trata pero en el mundillo de los biólogos moleculares esto es algo muy sonado.

Se trata de una terapia genética muy avanzada, pero una vez que sepan en qué consiste puede ser que la emoción o asombro se transforme en susto o terror. Como lo mencionamos anteriormente, es traer la ciencia ficción a la realidad de la forma más increíble.

Pero si quieres saber qué es CRISPR y qué puede hacer, aclararemos todo esto a continuación.

Definición

CRISPR

Comencemos por entender lo que es CRISPR. Estas son las siglas de Clustered regularly interspaced short palindromic repeats, o lo que sería en español: repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas.

Los CRISPR son secuencias de ADN en organismos como las bacterias, estas secuencias poseen fragmentos de ADN de diversos virus que ya han atacado anteriormente a dichas bacterias.

Las bacterias utilizan estos fragmentos para detectar y destruir el ADN de cualquier otro ataque de algún virus similar, esta es la forma más eficaz que ellas consiguen para defenderse.

Los CRISPR fueron descubiertos en los años 80 cuando diversos científicos estudiaban el genoma de las bacterias. Lo que notaron estos científicos fueron estas extrañas secuencias que parecían repetirse de una manera muy específica y aunque en aquel momento no representó una razón para apasionarse, siempre consideraron que era algo que prometía para el futuro.

Ese futuro llegó en 2010 cuando diversos investigadores y vieron el potencial que los CRISPR tienen.

¿Cómo funciona?

Los CRISPR juegan hoy día un papel muy importante en la edición y experimentación general de genes pero es importante que antes que nada entendamos el papel que juegan dentro de los genomas y cómo funcionan a la hora de proteger a diversos organismos como las bacterias.

Podríamos para comenzar compararlos con el telégrafo y el código morse. El código morse es un sistema de puntos y rayas que representan letras y números pero que eran emitidos de forma intermitente por medio del telégrafo. Las señales telegráficas se diferenciaban en la duración de la señal activa.

La duración de un punto es la más mínima posible, una raya tarda lo que durarían tres puntos.

Entre cada letra de una misma palabra la ausencia es de aproximadamente también a la de tres puntos y para la separación de palabras transmitida el tiempo de ausencia es de tres veces el de la raya.

Los CRISPR por su parte son secuencias similares que emiten mensajes de un ataque diferente y cada espacio es el “alto o stop” que indica el final del mensaje.

Es decir, cuando un organismo se encuentra con un peligroso y nuevo virus y no tiene idea de cómo combatirlo este debe aprender a defenderse.

Esto no es algo sencillo porque por lo general los virus atacan de forma directa e inmediata, sin embargo, lo que quizás no saben estos virus es que esa forma de atacar los hace en cierta medida vulnerables.

Los CRISPR roban información clave del ADN del virus y lo mantienen como especie de mensaje en código morse en su interior. Para cuando otro virus con una estructura similar aparece de nuevo, los CRISPR puedan responder pues ya saben cómo atacarlo.

Lo que hacen, entonces, es aprender constantemente de sus oponentes para usar esa información en contra de cualquier nuevo adversario.

¿Qué puede hacer?

CRISPR

Los científicos recientemente se dieron cuenta que pueden hacer con esto casi cualquier cosa.

Es decir, pueden usar el sistema de telégrafo de los CRISPR no solo como un método de defensa en contra de los virus sino para comunicar cualquier cosa como por ejemplo cerrar o abrir cualquier gen, simplemente se debe dar la instrucción correcta.

En pocas palabras es la herramienta perfecta para recombinar o editar el ADN siempre y cuando que se reciban los mensajes correctos.

Entonces ¿podemos editar el ADN de algún ser humano?

CRISPR

No, aun no llegamos a ese punto, pero estamos claros que nos dirigimos a eso. Se han efectuado experimentos que han resultado ser muy prometedores, como por ejemplo, monos con alteraciones y mutaciones específicas y dirigidas con el propósito de descubrir cualquier problema genético que existiera antes de su nacimiento alterando cualquier gen defectuoso para que estos nos puedan causar ningún daño.

Una de las cosas que se desean con los CRISPR es que pueda usarse para alterar el ADN del humano para que pueda ser capaz de resistir la infección por consecuencia del VIH.

Pero a la fecha el experimento más grande se hizo en China en donde diversos científicos usan la técnica de los CRISPR para eliminar el ADN dañado de las células en personas que padecen cáncer de pulmón en un estado avanzado. El experimento está en curso y muchos son los ojos que están sobre todo esto.

Solo es cuestión de tiempo para que podamos usar a CRISPR en el mundo médico como algo habitual; en el momento en que eso ocurra podemos ver mejoras incluso en la técnica de “Bebe diseño”, es decir, en la incubación de hijos programados acorde a lo que queramos, así como mejoras en nuestras capacidades físicas y mentales y la creación de organismos armados.

La ciencia superará tantos límites con esta herramienta, que te harán sentir como si estuvieras dentro de una película de ciencia ficción. Queda claro que en menos de una década tendremos grandes noticias.

Por los momentos queda mucho que investigar aún.