En la revista Nature Neuroscience se acaba de publicar un interesante artículo que plantea la teoría de que los recuerdos traumáticos de una persona pueden luego transmitirse a sus hijos y así consecutivamente entre las distintas generaciones venideras; es más, posiblemente estos hechos alterarán el cerebro de las generaciones posteriores, repercutiendo incluso en el comportamiento.

Específicamente el estudio se realizó en ratones y por eso los investigadores aseguran que esto mismo ocurre en los seres humanos, por lo que así se explicarían bastantes actitudes y acciones de las personas, sobre todo en lo que respecta a fobias o enfermedades mentales, por ejemplo. En el mismo sentido, con esta investigación se puede explicar el hecho de que las personas en la hipnosis tengan recuerdos que no le pertenecen y esto efectivamente sería de vidas pasadas pero no de la persona, sino que de las generaciones que los precedieron.

Finalmente, cabe recordar que el estudio se llevó a cabo por parte de los especialistas de la Emory University School of Medicine en los Estados Unidos, quienes hicieron que unos ratones evitaron un olor de forma traumática y luego los hijos de estos ratones tenían aversión a esos olores, por lo que se habría traspasado a través del esperma del ratón.

Vía BBC