El gran mal de los seres humanos, además de la pobreza y todo lo que eso implica, es el cáncer de todo tipo y que termina acabando con miles de vida a diario y de manera tan cruel, por lo que ha transformado en el gran desafío de la medicina moderna. Por suerte, aunque todavía no hay curas definitivas, algunos científicos sí han logrado avances importantes con el desarrollo de la nanotecnología.

Efectivamente, investigadores de la Universidad de Georgia acaban de revelar que descubrieron una técnica innovadora y además prometedora, pues con el uso de nanopartículas en el tratamiento, el sistema inmune de los pacientes sería capaces de detectar y eliminar los tumores, sobre todo en lo que se refiere a las células cancerosas de las mamas.

Específicamente, esta nanopartícula se alojaría en la mitocondria, que es el órgano que le da energía a la célula, y luego se lanzaría en láser capaz de atravesar por los tejidos activos para matar las células cancerosas. Ahora, evidentemente, lo que queda es seguir haciendo pruebas en seres vivos y con otros tipos de cánceres, pero al menos se prenden nuevas luces de esperanza.