Una denuncia ante el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos de México hizo saltar las alarmas en ese país, pues una serie de grupos activistas de ese país afirman que el gobierno del país azteca utilizaría spyware contra cierta parte de la población.

La denuncia, presentada por las agrupaciones Propuesta Cívica, Al Consumidor y Contingente MX busca que el poder ejecutivo mexicano aclare si ha usado ese tipo de software o no contra sus activistas y periodistas.

La acusación nació luego de que se encontraran trazas de conexiones que apuntan al uso de FinFisher en las conexiones de los más importantes proveedores de internet de México.

FinFisher es un programa comercial que se ofrece para hacer control remoto de equipos computacionales, los que se infectarían con acciones como, por ejemplo, seguir cierto tipo de enlaces, todo esto en una acción que a los antivirus les cuesta muchísimo detectar.

Los ISP afectados, hasta el momento, por la posible presencia del spyware en México son IUSACELL, UNINET y también el gigante latinoamericano de las comunicaciones, Telmex. De acogerse la denuncia y ser ciertas, los responsables se exponen a sanciones que van desde sanciones administrativas a penas de cárcel.