El Mobile World Congress de Barcelona corre a toda máquina y con ello todo tipo de anuncio. En esta oportunidad la empresa finlandesa presentó cuatro nuevos y esperados terminales de gama media y baja, destinados claramente al usuario que no está interesado en tener aparatos más avanzados, pero sí de aquellos prácticos, funcionales y económicos. Se trata del Nokia 105, el 301, el Lumia 520 y el 720.

Primero hay que partir por presentar a los nuevos integrantes de la familia Lumia con Windows Phone 8 y que pertenecen a la gama media. Por supuesto, el más avanzado es el Lumia 720 con una pantalla de 4,3 pulgadas y conectividad 3G, además de poseer un procesador de doble núcleo a 1 Ghz. Su memoria RAM es de 512 MB y su capacidad de almacenamiento interno es de 8 GB, acompañados por una ranura para tarjetas microSD.

Su cámara es de 6,7 megapíxeles con tecnología Carls Zeiss y posee una batería similar a la del Lumia 920, es decir, también tendrá posibilidad de ser cargado de forma inalámbrica.

Lumia 520

El Lumia 520 se las trae, tanto por precio como por capacidades, ya que no obstante ser el más económico de la línea Windows Phone 8, no es considerablemente más bajo en rendimiento ni calidad. Es que posee el mismo procesador que el 720, así como la capacidad de sus memorias RAM e interna. Ahora, la cámara es de 5 megapíxeles e incluso incorpora la funcion Cinemagraph del Lumia 920.

Nokia 301

Con este Nokia la finlandesa se acuerda de todos aquellos usuarios que aún gozan con los teclados físicos, ya sea por comodidad o por simple gusto. Este 301 sigue la línea de los Nokia Asha y tiene versión con SIM única y dual, además de venir en cuatro colores. Pero no sólo eso, porque además soporta fotografías panorámicas y de secuencias

Nokia 105

Por supuesto, se trata de un teléfono de entrada para mercados muy emergentes. Tiene teclado físico y linterna, junto con una batería que puede durarle hasta dos semanas consecutivas, dado que sus funciones son muy simples.