Uno de los principales ejecutivos de la empresa estadounidense contra la piratería Digital Rights Corp ha presentado una solicitud de patente que promete convertir la piratería en ganancias para las industrias de cine y música.

La patente describe un sistema en el que los usuarios de Internet que son atrapados descargando contenido protegido recibirán una notificación por parte de su proveedor de Internet, junto con una solicitud para pagar una pequeña cuota a el titular de los derechos afectados. Los piratas que se niegen a pagar tendrán el riesgo de ser desconectados de Internet.

Digital Rights Corp es una empresa que facilita la solución de demandas por descarga de contenido protegido. La compañía rastrea las redes de BitTorrent a las personas que descargan la propiedad de los titulares de los derechos con los que trabajan, y luego se acerca a estos presuntos piratas a través de sus proveedores de Internet.

La compañía suele pedir por $ 10 o $ 20 dólares por título infringido, y oculta estas demandas en avisos DMCA para poder evitar los tribunales. Según la DMCA los proveedores de Internet están obligados a remitir los avisos de infracción de copyright a sus clientes, por lo que Digital Rights Corp puede contactar a los presuntos piratas, sin saber quiénes son.

Un sistema ingenioso, y que es la base de una nueva patente presentada por el  CTO de Digital Right Corp Robert Steele . La patente inicia con una descripción general del proceso de seguimiento y notificación. “La presente descripción proporciona un sistema, un método, y un programa informático que puede extraer una corriente de datos de infracción en un período de tiempo, procesar los datos extraídos para encontrar correlaciones en los datos, e identificar conjuntos específicos de puertos y direcciones IP asociado con actos de infracción de derechos de autor “. Una vez que las direcciones IP se obtienen el proveedor de internet se pone en contacto con el usuario.

Esta patente no sería la primera en utilizar este tipo de sistema, pero es la primera patente en este tema particular.

Para los internautas y los frecuentes infractores de derechos de autor, no mucho va a cambiar. Digital Rights Corp y otras empresas hace tiempo están enviando estas peticiones de dinero por descargas de contenido, pero los proveedores de Internet nunca se van a comprometer a desconectar sus suscriptores voluntariamente.