Una de las grandes características del iPhone 5S, además del sensor de huella dactilar, tiene que ver con su potente procesador A7 de 64 bits, que incluso es el primero en el mercado y el cual permitirá tener un rendimiento superlativo según las palabras de Apple. Sin embargo, con el pasar de los días, han salido las voces detractoras, mismas que son encabezadas por Qualcomm y su gerente de Marketing, Anand Chandrasekher.

Las declaraciones aseguran que este procesador si bien es bueno, no le sirve de nada al usuario actual, siendo sólo un trabajo de marketing. “Sé que hay mucho ruido porque Apple ha hecho el procesador A7 de 64 bits. Creo que lo que han hecho es sólo marketing, porque el consumidor obtiene cero beneficio del procesador”.

Ahora, no es que el procesador de 64 bits no sirva de nada, pero lo que quiere decir es que en la actualidad no sirve de mucho porque está hecho para dar rendimiento a memorias RAM de más de 4 GB, las cuales no existen hoy por hoy ni siquiera en los tope de línea, pero lo cierto es que más adelante, a mediados del 2014 o el 2015, este procesador será el fiel compañero de los gama alta. De hecho Samsung ya anunció que seguirán por el camino de los 64 bits.