Sigue el desarrollo de neumáticos irrompibles con el fin de hacer la conducción más segura y hoy tenemos un nuevo ejemplo de esto. Se trata de un neumático denominado como i-Flex, el cual es una rueda bastante más ligera, que además se puede reciclar al menos en un 95% y que no se pincha porque está diseñada para absorber mejor los impactos de estos objetos que dañan el neumático y también, en muchas ocasiones, a los ocupantes del vehículos.

Los desarrolladores son los fabricantes de neumáticos de Hancook y esta tecnología es clásica en otras creaciones similares, vale decir, se trata de una estructura a lo panal de abeja, lo que permite una gran amortiguación, lo que además reduciría el gasto de combustible.