Tras meses de elucubraciones, Samsung reveló cómo será su primer reloj inteligente, dispositivo que será compatible para los aparatos de la empresa coreana que corren sistema operativo Android.

Se trata de un smartwatch de diseño más bien tradicional que se presentará en 6 diferentes colores y que tiene un aspecto de ser muy resistente a los diversos embates de la vida.

Este aparato, que saldrá a la venta en Estados Unidos a un precio de US$299, está equipado con una pantalla AMOLED de 1.63 pulgadas con una resolución de 320 × 320 píxeles, un procesador de 800 MHz, 512 MB de RAM y 4 GB de memoria.

En cuanto a conectividad, se enlazará con el celular gracias a la tecnología Bluetooth 4.0 y, como si hubiese sido ideado para un espía, está dotado de una cámara de 1,9 megapíxeles en la correa capaz de grabar vídeos a 720p, dos micrófonos integrados (con cancelación de ruido), un altavoz, podómetro y batería de 315 mAh ,que dice aguantar un día de uso.

Este reloj servirá, además de para ver la hora, utilizarlo como manos libres e instalarle aplicaciones, para personalizar tanto su apariencia como funcionalidades.