Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT, por sus siglas en inglés), desarrollaron un nuevo examen, basado en imágenes 3D, que permitirá detectar prematuramente el cáncer de colon.

“En la colonoscopia tradicional, los doctores buscan unos grandes pólipos bastante característicos en el interior (lumen) del colon, que son relativamente fáciles de ver. Sin embargo, muchos estudios han demostrado en los últimos años que hay otras lesiones casi imperceptibles que también originan el cáncer”, dijo Nicholas Durr, uno de los encargados del proyecto, revelando que este nuevo procedimiento permitiría detectar esas microlesiones.

Para dar con una imagen 3D, se usan 3 diversas fuentes de luz apuntando directamente al colon, ésta luz se combina con un aparato que permite medir la distancia entre el haz lumínico y la superficie, pudiendo así detectar las irregularidades más pequeñas.

La ventaja de este nuevo procedimiento, bautizado como endoscopía fotométrica estéreo, es que, al haber algunos aparatos existentes que utilizan varias fuentes de luz, solo bastaría con una actualización de software y algunos ajustes en las luces para poder realizarlo sin tener que comprar un nuevo dispositivo.

El adelanto ya fue probado con éxito en un colon artificial, y se espera que pronto comience a ser probado en pacientes del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.