Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh lograron cultivar tejido cardiaco que incluso tiene la capacidad de latir por si mismo.

Se trata de un proceso en donde los autores del estudio crearon lo que ellos llamaron un “corazón descelularizado” de ratón, el cual lo empezaron con una estructura embrionaria sobre la cual pusieron células madre pluripotentes inducidas (también conocidas como IPS) extraídas del tejido cutáneo.Este corazón de rata late lento y no puede ser transplantado, pero abre grnades esperanzas con respecto a la creación de órganos artificiales orgánicos.