En los pasados meses de abril y mayo, se vendió una cantidad un cuarto menor al mismo periodo del año pasado en lo que respecta a cámaras digitales compactas, descenso que se explica por la proliferación de celulares con cámara cada vez más potentes, que llevan muchas veces a prescindir de una cámara profesional.

Ante esta situación, y considerando lo fallida que resultó una cámara con Android lanzada hace un tiempo (la S800C), en Nikon esperan dejar de ser tan puristas en su rubro y explorar en los confines de otros gadgets, por lo menos así lo anunció Makoto Kimura, presidente de la firma, quien señaló que la empresa prepara una gama de productos que “cambiarán el concepto de cámaras”, y que serán lanzados antes de 5 años.

Pese a que no se confirma nada sobre un smartphone de esta marca, especulando un poco se puede pensar que eso será el futuro para Nikon, pues hay que considerar que los teléfonos se presentan más atractivos para los usuarios debido a su capacidad para compartir las fotos que toman casi en el acto.

Ante ello, no sería descabellado pensar en una alianza, por ejemplo, con Nokia, empresa de telefonía celular que espera recuperar su sitial perdido compitiendo con aparatos que lograron superarla en preferencias debido a atractivos como, por ejemplo, una buena cámara.