Salvar vidas y detener hemorragias sin torniquetes ni improvisaciones por el estilo es lo que promete iTClamp, dispositivo médico diseñado por un médico canadiense que sirvió en Afganistán, y que ya cuenta con la aprobación de la FDA estadounidense.

De una manera más bien ruda pero efectiva, esta pinza es capaz de sujetarse firmemente a la herida, tapando la hemorragia con la misma sangre que le va saliendo al lesionado hasta que apoyo médica más calificado asista a socorrerlo.

Su espeluznante diseño la hace, además de respetable muy fácil de utilizar, pues da cuenta de un uso intuitivo, sin la necesidad de tener mayor instrucción para poder ocuparlo de manera efectiva.

Tras el visto bueno de la FDA, la empresa Innovative Trauma Care, dueña de la patente, ya comenzó con las acciones en orden de que su fabricación en serie comience.