Siguen y suman los avances de la ciencia. En esta oportunidad se trata de un trabajo conjunto entre los laboratorios belga IMEC y los investigadores de Panasonic, quienes publicaron que acaban de crear un nuevo chip con potenciales revolucionarios para la salud.

Sí, porque el chip que sería del tamaño de una moneda, podría ser clave en la detección de enfermedades genéticas al secuenciar el ADN en tan sólo una hora, lo que además permitiría que se realizarán procedimientos realmente personalizados.

Para lograrlo, cabe destacar que se necesitaría sólo una pequeña gota de sangre, para luego realizar todo el proceso de forma completamente automático. Un sistema que no sólo reduce el tiempo de la detección, sino que los costos, lo que además permitiría que la técnica pudiera ser utilizada por más centros médicos y hospitales.

Para mayor explicación mira el siguiente video:

Vía Gizmodo