No se sabe si la imagen corresponde a la generación 5S o bien a una posterior, pero lo que sí es cierto es que la filtración que anda circulando se parece bastante a la imagen de la patente que solicitó Apple y en la que aparecía un dispositivo con pantalla curvada, es decir, flexible.

De acuerdo a la misma patente, además el nuevo iPhone suprimiría completamente los botones físicos, dando paso sólo a pantallas touch. Ahora, este lanzamiento también vendría acompañado del rumoreado nuevo sistema operativo, denominado como iOS 7, el cual traería un completo rediseño a la interfaz del OS de Apple.

Finalmente, la imagen bien podría corresponder a un montaje si se considera que un iPhone 5S, si se sigue la tradición, no tendría novedades respecto del diseño, sino que más bien de software, tal como ocurrió con el iPhone 4S respecto del iPhone 4.

Vía Appleweblog