Se trata del diseño, la fabricación y la demostración de lo que sería el primer manto de invisibilidad acústica tridimensional y su creación pertenece a un trabajo en conjunto de los científicos de la Universidad de Valencia y la Universidad Politécnica de Valencia. Es más, es el primer manto de estas características a nivel mundial.

Específicamente se trata de una fabricación que contiene 60 añillos de material plástico que rodean al objeto encubierto y usando cálculos propios. Así, permite que al llegar las ondas sonoras, estas pasen como si el objeto no existiera “gracias a la posición de estos anillos que es lo que permite cancelar el sonido dispersado por la esfera”.

Mira cómo funciona: