El nuevo buque insignia de Sony sufre su primer traspié, porque este súper smartphone alardea de ser el único resistente a grandes profundidades de agua y de polvo, de hecho, cuenta con una certificación especial, pero ni siquiera sus súper capacidades han logrado que se salve de la muerte súbita que está teniendo algunos de sus terminales.

Y el problema lo confirmaron los propios ejecutivos de soporte al cliente, quien ya ha sido contactado por varios usuarios molestos, pues adquirieron un smartphone que cuesta una buena cifra de dinero. Ahora, desde Sony también indican que tienen el conflicto localizado y que se encuentran trabajando en un pronta actualización de sistema para que a nadie más le vuelva a ocurrir.

Mientras tanto y como suele suceder a veces en este tipo de casos, los usuarios puede hacer uso de la combinación de teclas para intentar revivir al Xperia Z. O sea, deben apretar el botón de encendido y simultáneamente el + del volumen por unos 10 segundos y podrían tener al súper Xperia de vuelta a la vida.

Cabe recordar que este no ha sido el único caso de un gran buque insignia que se va a negro, ya que también sucedió con el Samsung Galaxy S3, terminal que sufría de muerte súbita a los 6 meses, es decir, los de las primeras camadas, pero en el caso de Samsung tardaron en reconocerlo y los dispositivos no tenían otra forma de volver a funcionar, pues la única solución era mandarlo al servicio técnico.