Ayer se hablaba de un posible arribo en agosto y ahora se adelanta a junio, mes en que el mundo vería al nuevo iPhone 5S con distintas versiones de color más un potente motor al incorporar el chip A7 y doble Flash LED. Pero no sólo eso, ya que además añadiría la huella dactilar como método de seguridad, algo que no sería extraño si se considera que Apple adquirió a AuthenTec por $356 millones de dólares.

En cuanto al esperado iPhone más económico, también hay novedades, pues los rumores indican que este terminal sumará un poco más de volumen y peso en comparación al iPhone original, mientras que su carcasa sería una fusión entre el plástico y la fibra de vidrio

Vía Phone Arena