El iPhone del país de la samba seguirá siendo iPhone y Apple deberá ver qué hace con la problemática, ya que la justicia brasileña acaba de darle la razón a la empresa Grandiente Electrónica, que fue la que registró el nombre iPhone en el año 2000, unos 7 años antes que saliera al mercado el terminal de la empresa de la manzana.

Ahora, precisamente no se venderá como iPhone sino que como iphone, es decir, con minúscula, mientras que los de Cupertino pueden seguir vendiendo su smartphone en Brasil pero correrán el riesgo de que Gradiente Electrónica los demande por exclusividad de marca.

Cabe destacar que hasta el momento Apple no ha querido entregar declaraciones al respecto, pero seguramente más temprano que tarde lo hará y también es claro que tratarán de apelar. En cuanto a la compañía dueña del iphone brasileño, esta indicó que están dispuestos a dialogar y que no se cierran a nada.

Vía BBC