No es la primera vez que se trata de convertir algún material natural en petróleo, pero la importancia de este descubrimiento, es que el proceso es realmente rápido, demorándose tan sólo una hora. Específicamente se trata de convertir algas, luego de un proceaso de refinamiento, en petróleo y otros productos combustible.

Cabe destacar también que está investigación se llevó a cabo por los Ingenieros del Departamento de Energía de Estados Unidos, quienes seguramente serán parte de la historia, porque la gran gracia de esto es que las algas son demasiado fáciles de cultivar y con esto se podría suplir las necesidades mundiales del petróleo, recurso que se supone en algún momento, por su escasez, nos llevaría a una guerra.