Porque todos somos unos ególatras que nos gusta quedarnos hasta tarde creyéndonos genios artísticos y porque todo el mundo usa Instagram, la red de intercambio de fotos filtradas ha degenerado en un ejercicio de desplazamiento del pulgar de imágenes como: nubes, los horizontes de la ciudad, pies, comida, café, bebés y paredes.

En vista de ello, este video parodia de CollegeHumor se burla de todas las cosas molestas con Instagram.