La agencia espacial indicó que tiene planes para desarrollar un nuevo rover que tendrá como misión el planeta y el que será más barato, ya que se usarán piezas de repuesto y los informes para la creación de Curiosity, lo cual permitirá estar dentro de las pautas presupuestarias actuales.

En un continuo esfuerzo por reestructurar su programa de exploración de Marte a raíz de los profundos recortes presupuestarios anunciados a principios de este año, la NASA anunció que buscará enviar un nuevo rover, el cual tendrá un costo de 1.5 mil millones de dólares.

Esta será la segunda misión a Marte anunciada desde los recortes presupuestarios, por lo que se construirá utilizando diseños ya existentes, lo que es más acorde con la realidad actual de financiación.

“El desafío de reestructurar el Programa de Exploración de Marte pasó de los siete minutos de terror del aterrizaje de Curiosity al inicio de siete años de innovación”, dijo John Grunsfeld, jefe de ciencias de la NASA.

“Este concepto de misión se inscribe en el actual y proyectado presupuesto de exploración de Marte, se basa en los descubrimientos emocionantes de Curiosity, y se aprovecha de una oportunidad de lanzamiento favorable”, dijo Grunsfeld.

En una sesión informativa, Grunsfeld dijo a la prensa la disponibilidad de piezas de repuesto de Curiosity, incluyendo un generador nuclear de seguridad, lo que hace que el rover 2020 sea posible en el entorno económico actual.

La administración fiscal de Obama pidió una reducción del 20% en el presupuesto de exploración planetaria de la NASA con la mayor parte de los recortes procedentes del programa de Marte. Las reducciones adicionales se espera que en los últimos años.

Como resultado de ello, la NASA retiró dos misiones a Marte que se llevarían a cabo conjuntamente con la Agencia Espacial Europea en 2016 y 2018.

Más detalles en: CNET News