Microsoft esta semana continuó presionando para la desaparición de Windows XP, con el argumento de que es más costoso para las empresas permanecer en este sistema operativo, que  actualizar a Windows 7.

Referenciando un reporte de la firma internacional de inteligencia IDC, Erwin Visser de Microsoft  concluyó que “quedarse en Windows XP es una inversión costosa, especialmente cuando Windows 7 ofrece grandes ahorros.”

Específicamente, la IDC dijo que los costos bases de las TI y los laborales de los usuarios finales asociados con Windows XP son cerca de cinco veces más que los de Windows 7. “Esa es una cantidad significativa de dinero que podría ayudar a las empresas hacia la modernización de sus servicios y agregar valor a los negocios”, dijo Visser.

Estos precios también sigue en aumento. “IDC encontró, que mientras más tiempo espere, más caro será el soporte a Windows XP: los costes de mano de obra suben un 25 por ciento en el cuarto año de seguir con Windows XP, y la productividad del usuario sufre también, con un aumento del costo de un 23 por ciento “.

Cualquier versión antes de Windows XP Service Pack 3 ya está fuera de soporte. En un esfuerzo para alentar actualizaciones, Internet Explorer 9 de Microsoft sólo funciona en Windows 7 o Vista por su soporte de la aceleración de gráficos. Otro softwares, como algunos de los editores de vídeo más recientes, también tienen necesidades similares.

A partir de abril del 2012, el 46.08 por ciento de los PCs en el mundo ejecutan Windows XP, seguido de 36,67 por ciento con Windows 7, según datos de Net Applications. Eso es sólo un ligero descenso a partir de diciembre, cuando Windows XP cerró el 2011 con un 46,52 por ciento del mercado global de sistemas operativos, seguido de Windows 7 con un 36,99 por ciento.

Más información: Estudio IDC