Dos investigadores han descubierto los oscuros secretos de la distribución Red Star Linux de Corea del Norte. El sistema operativo cumple el objetivo de Corea del Norte de controlar todo el intercambio de información en el país. Estos investigadores llaman las características de espionaje implementadas en Red Star “un sueño húmedo de un dictador”.

El kernel de Linux es uno de los mayores proyectos de código abierto en el planeta. Para adaptarse a finalidades específicas, cualquier persona puede personalizarlo y usarlo. Por lo tanto, no debe sorprender que la dictadura de Corea del Norte eligió Linux para construir su propio sistema operativo para espiar a sus ciudadanos.

Red Star OS, la propia distribución de Linux de Corea del Norte permite a los usuarios ver lo que sus gobiernos quiere que vean. Sin embargo, dos investigadores han presentado un análisis en profundidad de una versión filtrada del Red Star OS 3.0 “Encontramos que las características implementadas en Red Star OS son el sueño húmedo de un dictador en un estado de vigilancia”, afirman Florian Grunow y Niklaus Schiess.

El sistema operativo Linux Red Star viene con una gran cantidad de herramientas de vigilancia. Todos los documentos y archivos multimedia tienen marcas de agua para hacer su seguimiento más fácil. Su software antivirus y el navegador incorporado apunta a los servidores internos del gobierno.

Todos estos cambios no están diseñados para proteger el sistema de un atacante externo, por ejemplo una nación extranjera intentando hackear de forma remota los sistemas informáticos de Corea del Norte, sino de los propios usuarios de Red Star, dicen los investigadores.

De hecho, está claro que RedStar no fue diseñado para ser utilizado fuera del país, ya que el navegador de Internet del sistema operativo apunta a las direcciones IP internas, de Corea del Norte, al igual que el servidor de actualizaciones de antivirus, que no se puede acceder desde el exterior . Las aplicaciones están probablemente hechas por diez desarrolladores diferentes: los investigadores encontraron las direcciones de correo electrónico interno de diferentes codificadores dentro de cambios del sistema operativo.

Según los investigadores, a pesar de que el sistema operativo se basa en el kernel de Linux, viene con una apariencia parecida al Mac OS X. Tiene múltiples métodos de salvaguardia para proteger sus archivos de sistema que incluyen el reinicio repentino si el sistema detecta cualquier cambio.

Las investigaciones creen que el sistema operativo se hizo para mantener a los norcoreanos aislados. Con su sistema operativo Red Star, Corea del Norte trabaja para abusar de los principios del software libre y la utiliza para suprimir la libertad de expresión. Y la ironía es, que están utilizando un software que se supone que debe apoyar la libertad de expresión.

Más Información en: Vice.