¡Insólito pero cierto! Sí, porque unos científicos japoneses acaban de realizar un estudio en el que descubrieron el desarrollo de un fármaco capaz de detener la conducta de un hombre al ser seducido por una mujer.

Los encargados de la investigación son profesores de la Universidad de Wasea y Kyushu, y el fármaco se trata de un antibiótico denominado como minociclina, el cual se le aplicó a un grupo de hombres por cuatro días y vía oral, mientras que al mismo tiempo se les pedía observar a mujeres atractivas y opinar qué tan confiables estas féminas eran para ellos.

Por supuesto, el grupo que no tomó el antibiótico, demostró confiar en todas las mujeres atractivas y sólo por considerarlas bellas; en cambio, quienes fueron suministrados con la minociclina, no confiaron en ninguna aunque estas fuera hermosas.

Ahora, también cabe recordar que la minociclina no sólo puede ser una eficaz medicamento para evitar que su marido le sea infiel, sino que además es utilizado para el tratamiento del acné, MRSA y Lyme, junto con ser útil también para aminorar los síntomas del asma. Incluso reduce síntomas en enfermedades mentales como la depresión o la esquizofrenia.