Al parecer y según información entregada por los científicos rusos, habría que comenzar a olvidarse del calentamiento global, pues en los próximos 20 años podría comenzar la nueva gran helada cuya duración sería de unos 250 años.

Esto porque expertos rusos creen que cada 200 años la actividad solar disminuye temporalmente y emite menos calor, lo que significa que la temperatura promedio de la Tierra caería en varios grados, además de indicar que la última vez que esto aconteció fue entre 1650 y 1850, época que fue denominada como la “pequeña edad de hielo”.

Por lo mismo, creen que la nueva etapa de enfriamiento global comenzaría entre el 2030 y el 2040, aunque piensan que este no sería tan frío como el de 1650, cuando el Támesis se congeló por completo.

Al respecto, Vladimir Kotlyakov, de la Academia de Ciencias de Rusia, señaló que “ no hay motivos para afirmar que el calentamiento global continuará hasta el final del siglo, puesto que los primeros signos de enfriamiento ya están aquí, y la tendencia se verá en los próximos años. Además, la actividad humana y los vertidos industriales tienen un gran impacto en el medio ambiente, pero las fuerzas de la naturaleza son mucho más poderosas, sobre todo del Sol”.

Vía Daily Mail