Al parecer el smartphone curvo de LG, el LG G Flex, le está sacando verdadera ventaja al Galaxy Round de Samsung, porque se comprobó, gracias a un nuevo video, que este es realmente puede auto reparar los rasguños de su carcasa trasera y que mejor aún, la auto-reparación es más rápida cuando el smartphone se somete a temperaturas más altas (como al frotarlo con las manos).

Cabe recordar que el LG G Flex tiene características que comienzan con su pantalla OLED de 6 pulgadas y resolución HD. Su procesador es un Qualcomm Snapdragon 800 a 2.26 GHz, con memoria RAM de 2 GB y capacidad de almacenamiento masivo de 32 GB ampliables. La cámara principal es de 13 megapíxeles y la delantera de 2.1, mientras que la batería, la primera en ser curva del mercado, tiene una alta capacidad con sus 3500 mAh. Portará Android 4.2.2 y dentro de las conectividades clásicas destaca el LTE Advanced.