Generalmente los padres de niños fanáticos de los juegos y novias desesperadas porque el novio presta más atención a estos títulos, reclaman sin cesar por el hecho de que el usuario está perdiendo tiempo preciado y además matándose el cerebro antes de tiempo; sin embargo no es así, porque un nuevo estudio científico viene a confirmar que al jugar el cerebro rejuvenece.

Específicamente, el estudio se basó en personas mayores de 50 años que jugaron un título especialmente desarrollados para ellos, logrando que tras 10 horas de juegos semanales, el cerebro disminuya tres años, se vuelva por ende más joven y con ello mejora muchas habilidades cerebrales. Es más, algunos de estas personas mayores de 50 años que jugaron este videojuego, rebajaron la edad de su cerebro hasta los 7 años y con ello elevaron sus habilidades cognitivas.

Vía BBC