Con este nuevo método no es necesario que los equipos estén conectados vía internet, sino que sólo bastará con el uso del sonido según un nuevo descubrimiento de los investigadores e ingenieros alemanes que llevaron a cabo un estudio que les permitio crear un malware que es capaz de traspasarse por medio del uso de micrófonos y los altavoces, aunque eso sí, no se trata de nada serio todavía pero al menos es un nuevo concepto que hay que manejar y considerar con miras a las futuras medidas de seguridad de la tecnología.

Específicamente, los ingenieros del Fraunhofer Institute lograron enviar datos confidenciales a través de las ondas de sonido a otro computador que puede estar hasta 19 metros de distancia y así lo hicieron como demostración con dos Lenovo T400, los que se infectaron justamente mediante los altavoces y el micrófono y a una velocidad de 20 bits, lo que en el fondo sobra para enviar información tan privada como las contraseñas. Por lo que, si esto llega a suceder, lo que hay que aconsejar desde ya, es que desactiven sus micrófonos y altavoces.