Desde que el iPhone 5S fue lanzado junto al iPhone 5C, sólo habían existido problemas relacionados con el software del TouchID, así como también de la pantalla de bloqueo en general, por ejemplo; pero no de hardware propiamente tal. Sin embargo, lamentablemente algunos usuarios, desde que lo adquirieron, observaron que se tardaban demasiado en cargar el equipo y que cuando estaba listo, la autonomía de la batería no duraba nada, por lo que ya no se trataba del típico desgaste de batería de los teléfonos inteligentes, sino que era un problema más serio.

Y Apple confirmó que justamente el problema está en la batería, corroborando que algunas miles de unidades vienen con este error de fábrica, por lo que la única solución es el cambio del aparato. Específicamente,la portavoz de la empresa de la manzana, Teresa Brewer, declaró que “hemos descubierto recientemente un problema de fabricación que afecta a un número muy limitado de unidades del iPhone 5s, el cual puede causar que la batería tarde más en cargarse o tenga una autonomía reducida. Estamos contactándonos con los clientes que tengan estos teléfonos afectados para reemplazárselos.”