Al parecer el smartphone curvo de LG, el LG G Flex, le está sacando verdadera ventaja al Galaxy Round de Samsung, porque se comprobó, gracias a un video, que este es realmente flexible pues se dobla ligeramente en su curva.

Cabe recordar que el LG G Flex tiene características que comienzan con su pantalla OLED de 6 pulgadas y resolución HD. Su procesador es un Qualcomm Snapdragon 800 a 2.26 GHz, con memoria RAM de 2 GB y capacidad de almacenamiento masivo de 32 GB ampliables. La cámara principal es de 13 megapíxeles y la delantera de 2.1, mientras que la batería, la primera en ser curva del mercado, tiene una alta capacidad con sus 3500 mAh. Portará Android 4.2.2 y dentro de las conectividades clásicas destaca el LTE Advanced.

Finalmente, de este terminal se destaca la capacidad de su carcasa trasera, ya que esta se puede reparar por si sola en caso de esta sufra de algún arañazo (pequeños eso sí). Además tiene el mismo botón trasero del LG G2. En cuanto a su fecha de lanzamiento, sólo se conoce que será en noviembre, sin saber nada oficial sobre la llegada al resto del mundo.