La ciencia hace el mayor esfuerzo por curar el SIDA y también por evitar la propagación del virus, es por eso que acaban de descubrir un componente en las abejas que podría matar el VIH: el veneno.

Sí, ya que los investigadores lograron que las nanopartículas cargadas de una toxina del veneno de las abejas, misma que puede hacer agujeros en la envoltura protectora que rodea al VIH, pero dejando las células de alrededor completamente ilesas.

La investigación fue llevada a cabo por científicos de la Universidad de Washington y podría ser fundamental para, por ejemplo, crear un gel vaginal capaz de prevenir la propagación del virus que causa el SIDA, ya que este estaría compuesto de la denominada melitina, una toxina que no sólo está llamada a eliminar el VIH, sino que también a atacar otras células tumorales sin afectar a las normales. Esto porque además los expertos lograron añadir una protección a la superficie de las nanopartículas, de modo que reboten cuando se acerca a las células sanas.

Por supuesto, este descubrimiento está en etapa de desarrollo y pruebas, pero sin duda que es un gran avance para la ciencia e incluso para tratamiento en pacientes que ya desarrollaron el SIDA.

Vía Alt1040