Muchas veces cuando el paciente toma una gran cantidad de remedios, sobre todo de los denominados “fuertes”, estos tienen efectos colaterales e indeseados en el organismo, vale decir, ayudan para una enfermedad pero al mismo tiempo puede ocasionarte otra. Sin embargo existe uno que es doblemente beneficioso: el losartán, medicamento que ha sido utilizado por más de una década para el tratamiento de la presión arterial y que según los estudios científicos, también ayuda a mejorar las expectativas de vida de los enfermos de cáncer.

Ahora, cabe destacar que los mismos científicos se encargaron de especificar que el losartán es beneficioso cuando se suministra con otros fármacos destinados a combatir el cáncer, pero la gran características del losartán es que dilata los vasos sanguíneos en los tumores sólidos, relajándolos para así permitir que lleven más sangre y con ello aliviar la presión. Es más, hasta el momento el medicamento resultó será beneficioso para ratones con cáncer de mama o de páncreas, por ejemplo; aunque eso sí, los mismos científicos son los encargados de aclarar que el losartán no cura el cáncer, pero sí logra que los pacientes tengan más expectativas de vida.

Más información: Pastillas para la presión alta