En todo los dispositivos electrónicos lo que más falla es al duración o autonomía de las baterías, sobre todo en lo que respecta a ordenadores portátiles, smartphones, cámaras digitales, filmadoras, etc. Sin embargo cada vez la tecnología avanza más y permiten nuevas opciones para que estas duren más y justamente este es el caso de un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford que crearon una batería de ion de litio con electrodos que tienen la capacidad de repararse solos, por lo que finalmente tendrá una mayor duración.

Para Chao Wang, también parte del proyecto y de la Universidad de Tsinghua de Pekín, este avance lo lograron gracias a que decidieron inspirarse en la biología. “La capacidad de auto-curarse es muy importante para la supervivencia y longevidad de las plantas y animales. Por eso queremos incorporar ese aspecto a las baterías de ion de litio para que también duren más”, explicó Wang.

Cabe destacar que actualmente cuando las baterías de ion de litio se cargan, el silicio se hincha unas 300 veces en comparación con su tamaño normal para luego volver a su estado original, pero este proceso hace que se vayan generando grietas que finalmente provocan la muerte de la batería en determinado periodo de tiempo, teniendo que ser reemplazada. Poe lo mismo, estos investigadores lo que hicieron fue crear un polímero de recubre este cátodo de silicio que permite que cuando el silicio vuelve a su estado original, este lo haga uniéndolo en forma compacta y así se recubren las grietas que quedan y se reparan a las pocas horas de aparecer. Así que hay que esperar a que este descubrimiento sea fomentado y tendremos baterías más longevas en el corto plazo.