Un colorante fluorescente en los nuevos vendajes para las quemaduras que sufren las personas, permitirá que cuando una bacteria mala se encuentre infectando las heridas, este se ilumine y así de aviso de que la recuperación no va del todo bien.

Sin duda un paso fundamental si se considera que hasta el día de hoy, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los médicos en el diagnóstico de las quemaduras, es al de saber con rapidez o no sobre las infecciones, porque los exámenes actuales demoran dos días en dar el resultado.

Y en el caso de los niños esto es fundamental, porque debido a su poca inmunidad, pueden desarrollar un shock tóxico si es que no se descubre la infección a tiempo, lo que en definitiva puede significar la muerte en la mitad de los casos, sin embargo, este vendaje se eleva como esperanzador.

La venda fue desarrollada por científicos de la Universidad de Bath y está confeccionada con nano cápsulas que contienen un tinte que se activa al detectar la presencia de la bacteria causante de la infección, por lo que con la utilización de luz UV, los médicos podrán saber rápidamente si existe o no infección, puesto que estas nano cápsulas no se activan al contacto con las bacterias normales presentes en la piel del ser humano.

Más información en BBC