Varias veces al mes la ciencia y la medicina tiene algo que contar respecto de las impresiones en 3D con fines destinados a la salud. Esta vez se trata de una oreja biónica que promete revolucionar el área.

La creación es de los investigadores de la Universidad de Princeton, quienes publicaron el avance de la revista Nano Letters, explicando que imprimieron en primer lugar las células y las nanopartículas, para luego realizar otro cultivo celular en la que se incorpora el cartílago más una antena con una bobina pequeña.

De esta forma, los científicos crearon lo que denominaron como la oreja biónica, pues además este oreja impresa en con la tecnología 3D, es capaz de escuchar radiofrecuencias más allá de los límites normales de los seres humanos.

“Este éxito se debe a la introducción de la técnica por impresión 3D, ya que la electrónica y la biología son capaces en este ambiente de interaccionar de manera sinérgica”, indicó el profesor encargado del estudio, Michael McAlpine.

Más información en Phys