El Instituto de Física de Reino Unido (IoP, por sus iniciales en inglés) le entregó la medalla Newton, su máximo galardón anual, a John Pendry, luego de que éste desarrollara la teoría que permitiría fabricar un manto de invisibilidad.

Este concepto fue explicado hace unos años por el estudioso junto a dos colegas de la Universidad de Duke, David Schuric y David Smith, quienes expusieron su teoría de la “óptica de la transformación”, ciencia que pretende controlar y manipular la luz.

Este manto se basaría en metamateriales, cuyas propiedades no se definen a partir de su composición química, sino que por su estructura de escalas en miniatura, que ayudan a desviar la luz que le llega a un objeto para, de cierta manera, invisibilizarlo.

Según Pendry, la idea le vino a la cabeza cuando estaba investigando acerca de cómo hacer que ciertas aeronaves no aparecieran en los radares.

Pese a esto, el científico dice que no está en sus planes fabricar el artículo en el corto plazo, señalando que se están investigando otras aplicaciones, como una manta que oculta objetos de campos magnéticos, ondas térmicas y hasta sísmicas.