Dando una respuesta a su competencia, Microsoft, Sony presentó oficialmente lo que será la próxima versión de su consola de sobremesa: el PlayStation 4, dispositivo que estará listo para alegrarle la vida a la gente para Navidad de este año.

A diferencia de la Xbox One, la nueva PS no requerirá estar conectada a internet para poder jugar, será más barata que la innovación de los de Redmon (US$299 versus US$399) y lo más importante para muchos gamers: podrá correr juegos usados y prestados, sin ningún tipo de restricciones.

Este aparato contará con un chip personalizado AMD Jaguar x86-64 de ocho núcleos junto a un GPU que generará 1.84 Teraflops de procesamiento a través de una AMD Radeon. Todo lo anterior se complementa con una memoria RAM de 8GB que utilizará GDDR5 para proporcionar 176 GB/segundo de ancho de banda.

En cuanto a los juegos, estos serán en Blu-ray, y ya se confirmaron títulos como Watch Dogs, Assassin’s Creed IV y un regreso esperado por casi 2 décadas: el del Killer Instinct.

Nuevo control y rediseño de Eye

En cuanto al joystick que se usará, éste será el que había sido filtrado hace un tiempo, destacando su pantalla táctil capacitiva, sensores SixAxis con giroscopio y acelerómetro de seis ejes, barra de leds de 3 colores, parlantes mono integrados y conexiones micro USB, Bluetooth 2.1, puerto de expansión y minijack.

En cuanto al PlayStation Eye, esta barra tendrá un frame rate de 1280 x 800 píxeles a 60 fps, 640 x 400 píxeles a 120 fps y 320 x 192 píxeles a 240 fps. El video lo grabará en RAW y YUV sin compresión y el sonido lo captará a través de un micrófono de 4 canales.

Pero lo que se lleva todas las loas es su campo de visión de 85 grados, lo que permitiría que más de 2 personas interactuaran con el aparato al mismo tiempo.