Pese a que la fecha de salida de la Xbox One aún es una incógnita para los usuarios, Amazon Alemana fijó en €599 el precio de preventa para la nueva versión de la consola de Microsoft.

Con este valor, el portal de compras se arriesga, pues si la terminal llegase a costar más, la diferencia la asumiría la empresa, mientras que si el valor es menor a ese monto, se devuelve lo que queda.

Seguirá el bloqueo regional

En otro ámbito, la empresa norteamericana confirmó que en Xbox One seguirá la característica de bloqueo regional, sin dejar claro si los desarrolladores de videojuegos tendrán la libertad de prescindir de esta característica o no.

Así, continúa con la tradición instaurada en la Xbox original y en la versión 360, desmarcándose del hito instaurado por Sony cuando decidió liberar del bloqueo al PlayStation 3.

No habría que pagar extra por juegos usados

Uno de los aspectos que más causó polémica entre los gamers fue el supuesto paga de un cargo extra que habría que hacer al jugar un título que haya sido utilizado anteriormente en una consola.

Ante esto, Larry Hryb, de Microsoft, señaló en su blog que esos trascendidos corresponden a “información imprecisa e incompleta”, toda vez que la nueva consola está diseñada justamente para “apoyar el intercambio y la reventa de videojuegos”.

Hryb agregó que pronto se sabrá más sobre este aspecto del nuevo aparato, pero trascendió que cada juego deberá ser registrado individualmente cuando cambia de dueño.