Es un vestido ultra resistente y fue creado una compañía japonesa a base de seda de araña sintética, logrando que además de ser irrompible, poder ser perfectamente elegante.

La compañía que lo diseñó y creó se llama Spiber, y lo hizo con el fin de demostrar lo útil que puede ser la seda sintética de araña para fabricar distintos tipos de productos. En esta oportunidad, la fibra ha sido bautizada como Qmonos, que proviene de la palabras Kumonosu que significa telaraña.

Cabe recordar que la seda de araña es cinco veces más fuerte que el acero y más flexible que el nylon. Y no sólo se ha utilizado para crear vestidos, sino que incluso para hacer armaduras de cuerpo. Es más, se está pensando que incluso puede ser utilizada para la creación de vasos sanguíneos artificiales.

Más información en Daily Mail