Aunque los de la compañía coreana aseguraron que la comercialización de sus productos con la tecnología de las pantallas flexibles tardará más de lo esperado, una fuente cercana a la fabricante acaba de revelar que uno de los prototipos del próximo híbrido insignia de Samsung, efectivamente incorpora la pantalla flexible.

Esto significa que los bordes del celular puede doblarse aunque no el aparato completo, pues todavía existen estructuras rígidas como las baterías, sin embargo, también cabe indicar que probablemente este prototipo se quede sólo en eso, porque los de Samsung no podrán producir los suficientes componentes como para lanzar en septiembre este Galaxy Note III con pantalla flexible. Eso sí, el 2014 sí vería su llegada.

Ahora, por otra parte la fuente también revela que otro de los prototipos del siguiente Note III, posee un cuerpo con carcasa metálica, lo que sí es mucho más factible de conseguir para la presentación de septiembre, paso que además sería del agrado de los fanáticos de la marca que siempre han criticado el que su vestimenta sea de plástico.

Finalmente, cabe destacar que los rumores ya señalan que este Galaxy Note 3 tendrá una memoria RAM de 3 GB y una pantalla de 5.7 pulgadas.

Vía Phone Arena