Planificar un viaje requiere calcular los costos y el itinerario, y más aún si es un viaje largo. Eso lo saben bien los científicos de la NASA, cuya planificación para un hipotético viaje tripulado a Marte ha llegado a una nueva etapa de la discusión: donde hacer escala.

Esta discusión traspasó los límites de los laboratorios y llegó al Congreso de la tierra del Tío Sam, donde los representantes debaten si es mejor que la eventual misión se detenga en un asteroide o la luna.

Por un lado, están los que dicen que se podría hacer un viaje a un asteroide para probar tecnologías y luego, en el viaje a Marte, usar esa misma experiencia para detenerse en uno de estos cuerpos espaciales.

Sin embargo, hay otros que señalan que hacer ese esfuerzo solamente lograría disgregar los esfuerzos de la NASA por poner a una persona en el planeta rojo, abogando para que una detención en la Luna sea la única alternativa viable a la hora de parar durante el viaje.

“No hay una mejor manera para que nuestros astronautas aprendan cómo vivir y trabajar en otro planeta que usando a la Luna como campo de entrenamiento”, dijo el representante de Texas, Lamar Smith, añadiendo que es difícil ver cuáles son las ventajas de ir a un asteroide.

Hace un tiempo, la NASA anunción un plan de “lacear” un asteroide para viajar a sus superficie e investigarla. Esto, según Louis Friedman, colíder del la misión de recuperación estudio de recuperación de asteroides del Instituto Keck, permitiría dar el primer paso más allá de nuestro satélite natural, siendo la única alternativa que se puede financiar con el presupuesto actual.

Además, permitiría hacer otro tipo de estudios, como por ejemplo, del movimiento que describen los objetos espaciales. Así las cosas, la cruzada por llegar a Marte ya se aleja de los sueños y se comienza a discutir en la realidad. No es de extrañarse que en un pestañeo veamos las discusiones sobre qué color es mejor usar en los trajes de la misión.

Vía Mashable