Una nueva build de lo que será Windows 8.1 trae consigo las novedades que tendrá la actualización que llegará a mediados de año o tal vez antes, y la cual permitirá varias personalizaciones.

Primero nos encontramos con el modo Kiosco y ahora con que tan sólo al apretar el botón secundario en la pantalla de inicio, podremos tener el acceso a toda la personalización que incluye modificar los tiles o bien resaltarlos según el uso o preferencia de cada usuario.

Eso sí, cabe destacar que no siempre estas filtraciones son las que realmente llegan, pero creemos que como se trata de pequeñas variaciones es probable que las que hemos visto hasta el momento sí hagan su aparición con el lanzamiento oficial.

Vía Xataka Windows