La llegada de Windows 8 traería beneficios y otras consecuencias para los usuarios, como el fin del soporte de Windows XP, un sistema operativo que está presente en los ordenadores desde el 2001 y que al día de hoy todavía tiene un 40% de presencia en los PC de todo el mundo.

Sí, porque el 8 de abril del 2014, es decir, en casi un año exacto, Windows XP dejará de recibir actualizaciones de seguridad o soporte para reparar bugs o incorporar mejoras. Lo mismo acontecerá con Office 2003, una versión que también lleva más de 10 años en ruedo..

Cabe destacar que con este recordatorio, los de Microsoft quieren mantener informado a sus usuarios, así como fomentar el upgrade a sistema operativos recientes y que todavía tienen soporte, pero por sobre todo, con el fin de incentivar el cambio a Windows 8.

Ahora, la decisión de terminar con el soporte para Windows XP y Office 2003, tiene que ver con los costos de mantenimiento, ya que estos se elevan cada cuatro años. Además, no hay razón para quedarse con OS que no tienen todas las ventajas de los actuales, siendo Windows 7 y Windows 8 opciones realmente superiores.

Vía Retiring Windows XP