Muchos no pensarían el auge que últimamente están teniendo las bombillas LED. De hecho, es tan así, que los científicos alemanes le acaban de encontrar un excelente uso que seguramente resultará insólito: transmitir datos como si se tratara de nodos de una red Wi-Fi.

La investigación está a cargo del Instituto Fraunhofer Heinrich Hertz, entidad en la que los científicos probaron las bombillas LED ya en el 2011, cuando lograron la velocidad de 800 Mbps. Ahora, transcurridos dos años, triplicaron la potencia al alcanzar los 3 Gbps y gracias al uso de señales de 180 MHz.

Eso sí, cabe destacar que al igual que las pantallas flexibles, esta tecnología está recién en desarrollo y probablemente pasen unos años antes de verla en plena utilización, sin embargo ya resulta potencialmente exitosa si se considera que sería clave para crear redes inalámbricas en sitios donde el Wi.Fi es un problema por la cantidad de espacio que debe cubrir.

Vía Engadget