Muchos no podrían relacionar a Caterpillar con un smartphone, pero la empresa no sólo tiene equipos de construcción o zapatos, sino que también fabricó un teléfono inteligente todo terreno denominado como Caterpillar B15.

Por supuesto, si es de Caterpillar, este smartphone se creó para el contexto de la compañía, es decir, para ser utilizados en ambientes extremos. Por lo mismo, este teléfono tiene la certificación IP67, que es la misma que posee el Sony Xperia Z y la cual lo hace resistente al polvo, al agua y las temperaturas oscilantes.

Evidentemente, su diseño no es como el Xperia Z, ya que es un “ruggerized” para ambientes de trabajo, pero sus características internas lo hacen más que aceptable: pantalla de 4 pulgadas, 512 MB de memoria RAM, 4 GB de capacidad de almacenamiento interno y ampliable con ranura externa para microSD. La cámara trasera es de 5 megapíxeles y porta Android Jelly Bean 4.1.

Por el momento eso sí, sólo se vende en mercados europeos a 350 euros, pero se estima que irá llegando al resto del mundo de forma gradual y en los próximos meses.

Vía Android Central