Los accidentes vehiculares son un grave problema en las carreteras de todo el mundo. Para solucionarlo se han creado leyes y tecnologías pero aún así quedan cosas por hacer para que la tasa disminuya día a día hasta llegar a la mínima cantidad.

Y esa es la idea que persiguen los científicos de la Universidad de Lincoln, quienes acaban de crear una tecnología revolucionaria que podría salvar muchas vidas y que está inspirada en la visión que tienen las langostas.

Esto porque estos insectos tiene un sistema de alerta temprana que les ayuda a evitar los choques entre sí cuando vuelan en enjambres a alta velocidad, por lo que los investigadores han adoptado las principales características de este sistema que utilizan las langostas con el fin de desarrollar un sistema informático capaz de convertirse en un modelo de sensores de colisión de alta precisión para el uso en automovíles.

Ahora, para los expertos “esta investigación demuestra que los modelos biológicamente plausibles y los sistemas neuronales artificiales y visuales, pueden proporcionar nuevas soluciones parala visión artificial en entornos dinámicos. Por ejemplo, podrçia ser utilizado para permitir que los vehículos entiendan lo que está pasando en la carretera y se tomen así las medidas adecuadas y de la forma más rápida”.

De hecho, seguir este ejemplo de la langosta “nos ha permitido crear un programa que ya permite a un robot móvil la detección de objetos que se aproximan, evitando la colisión de un modo no convencional, ya que se elude la utilización de radares o infrarrojos que finalmente aportan sólo más tratamiento informático”.

Finalmente, también recalcaron que “esta investigación ofrece pistas importantes sobre cómo se puede desarrollar un sistema para el coche que podría mejorar el rendimiento a un nivel tal que no se podría llevar a cabo el error humano”.

Vía Daily Mail